The best thing a teacher can hear: Argentina Ulloa

The best thing a teacher can hear: Argentina Ulloa

‘Mi hijo está en lo más alto de su clase.’

Para una educadora—y para JPNDC—esa noticia hace que todo valga la pena.

Argentina Ulloa es una de las 45 educadoras en el hogar, dueños de negocios con licencia independientes, en el sistema de cuidado infantil familiar de JPNDC. Juntos, atienden a 250 niños de bajos ingresos por día en todo Boston. Más de un tercio de los niños son de familias sin hogar. Nuestro objetivo: asegurarnos de que a cada niño le encante aprender y esté listo para prosperar en la escuela.

Con sede en JP, Argentina tiene un título de Asociado en Educación Temprana y una pasión por trabajar con niños. Hoy nos cuenta un poco sobre lo que la impulsa.

‘My son’s at the the top of his class.’

For an early educator—and for JPNDC—hearing that makes it all worthwhile.

Argentina Ulloa is one of 45 home-based early educators—independent licensed business owners—in JPNDC’s Family Childcare system. Together, they care for 250 low-income children a day all over Boston. More than a third are homeless. Our goal: make sure each child loves learning and is ready to thrive in school.

Based in JP, Argentina has an Associate’s degree in Early Education and a passion for working with children. Today she tells us a bit about what drives her!

Scroll down for English.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con niños?

Tienes un compromiso con estas pequeñas personas que están creciendo. Tener la oportunidad, el privilegio, la responsabilidad de capacitarlos para el futuro es lo que me gusta más. ¡Me hace sentir extraordinario!

¿Qué hace un gran día en el trabajo?

Lo mejor es cuando una madre o un padre me dicen: “Gracias por cuidar a mi hijo como si fuera tuyo“. O, encontrando a una madre en la calle que me dice, ” mi hijo está el mejor de su clase” o “mi hija ganó un premio”. Recibiendo un abrazo y luego escuchar estas palabras… me llena de amor al saber que los niños que cuido se desempeñarán muy bien cuando crezcan.

¿Cuál es la parte más desafiante de tu trabajo?

La parte más difícil es cuando los padres traen a sus hijos enfermos, pero no me lo dicen. Puedo ver que el niño está enfermo por la forma en que está actuando. Sé que los padres tienen que ir a trabajar y probablemente no pueden tomarse un descanso, pero es complicado lidiar con eso.

Sé que tú, y las otras educadoras de JPNDC. siempre están tomando clases. ¿Cuál es una de las cosas más interesantes que has aprendido recientemente?

El curso de resiliencia y trauma fue inspirador. Hay muchos niños en nuestros programas que han quedado sin hogar o han tenido otras experiencias traumáticas. Los formadores nos dieron técnicas específicas para ayudarlos. Yo ya tenía un conocimiento básico, pero la capacitación me ayudó a practicar las estrategias con más profesionalismo.

¿Qué ha significado para ti ser parte de JPNDC?

Con JPNDC, he encontrado una familia. Es un grupo de personas que están dispuestas a ayudar, que siempre te están cuidando.

¿Qué te motiva todos los días?

¡Mis hijas, son mi motor! Y tener un nuevo día para trabajar, sabiendo que voy a contribuir al mundo con mi compromiso con la educación de la primera infancia.

¿Dime un mensaje que te gustaría decir o dar a otros en el campo de la educación temprana?

Deben ser pacientes, tolerantes y tener mucho amor. Dios nos envía a estos pequeños para que podamos sacar lo mejor de ellos.

————————————-

¿Quiere para aprender más sobre los servicios de Educación Temprana de JPNDC? Haz clic aquí.

What do you like most about working with children?

Making a commitment to these little people who are growing. Having the opportunity, the privilege, the responsibility to prepare them for the future is what I like the most. It makes me feel extraordinary!

What makes a great day at work?

The best day is when a mother or father says, “Thank you for taking care of my son as if he were yours.” Or, running into a parent who says, “my son is now the best in his school” or “my daughter won a prize.” Receiving a hug and hearing these words…it fills me with love to know that the children I care for will do well as they grow.

What’s the most challenging part of your job?

The hardest part is when parents bring their children in sick, but don’t tell me. I can see that the child is ill because of the way they’re acting. I know parents have to go to work and probably can’t take time off, but it’s complicated to deal with.

I know you and the other JPNDC educators are always taking classes. What’s one of the most interesting things you’ve learned recently?

We took a resilience and trauma course that was really inspiring. There are a lot of children in our programs who have been homeless or have had other traumatic experiences. The trainers gave us specific techniques to help them. I already had basic knowledge, but the training helped me practice the strategies more professionally.

What has it meant for you to be part of JPNDC?

With JPNDC, it’s like I’ve found a family. It’s a group of people who are willing to help, who are always looking out for you.

What motivates you every day?

My daughters – they’re my motor! And having a new day to work, knowing that I’m making a contribution to the world through early childhood education.

What would you like to say to someone who wants to go into the field?

You have to be patient, tolerant and full of love. These little ones are sent by God to us so that we can make the best out of them.

———————————————-

Want to learn more about JPNDC’s Early Education Services? Click here.

By |2019-12-12T16:25:53-05:00November 7th, 2019|Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment